jueves, 3 de octubre de 2013

Productos Apivita

El lunes fui a la farmacia de debajo de mi casa a comprar unas drogas y la farmaceútica me preguntó si me apetecía pasarme el miércoles porque venía una chica a dar a conocer los productos de Apivita que habitualmente venden allí.

Yo que vivo en la parra constantemente, aparecí allí como un clavo y puntual sin que sirva de precedente. Por hacerme la simpática, quedé de gilipichis.

Cuando llegué allí sólo había tres chicas con uniforme blanco.
-¡Anda! No me puedo creer que llegue la primera a algo.
-¿La primera?
-Si, la primera a la charla. Como no veo a nadie más.
-¿Qué charla? (caras de poema)
-La de los productos de Apivita, ¿no? (cara de poema)
-Ahhhh, no es una charla, es un tratamiento personalizado
-¡Ostras, pues mejor!

Yo que me había dado un brochazo de colorete y antiojeras antes de salir de casa.

Me hicieron un tratamiento para pieles mixtas que consistió en un exfoliante de albaricoque que olía riquísimo, un aceite seco con olor a especias, una mascarilla de aloe vera y una crema hidratante con agnocasto y propóleo.

Obviamente, me ofreció todo lo que me había dado en el tratamiento, todo con ingredientes naturales. Como justo me estaba quedando sin crema hidratante y el resultado me encantó, la compré, y también compré un gel limpiador con própolis y cítricos. El própolis lo conocía porque hay una miel que lo lleva y me va genial para cuando tengo catarro, aunque sabe a caca (no literalmente, obvio). Según me dijo la chica, limpia y desinfecta el poro. No sé si me desinfectará los poros, pero dan ganas de hacerse una tostada con él cada vez que me lavo la cara.

También me recomendó que empezase a usar contorno de ojos, que no tengo arrugas, pero que ya tengo 28 años. Y me dieron ganas de decirle una frase que dice mucho mi abuela "Hija mía, con la una edad, hay que elegir entre el culo o la cara". Yo tengo el culo gordo y no tengo arrugas.

Llegué para asistir a una charla y me fui con un tratamiento facial, 10 muestras y 50 euros menos.

¿Habéis probado estos productos u otros de esta marca?

Crema hidratante con agnocasto y propóleo
Exfoliante de albaricoque
Gel limpiador con propóleo y cítricos
Bodymilk con naranja y jengibre. Este huele que alimenta.

viernes, 20 de septiembre de 2013

Cumpleaños en el cole

Una de mis compañeras de trabajo ha comprado unas monadas porque su niña hace 4 años y lo habitual en su colegio es darle a cada niño de su clase un obsequio y, a poder ser, que no supere los 2 euros.

Comentaba ella que la mayoría de los niños llevan cucuruchos de chuches preparados pero que no quería darles chuches, que bastantes chuches comen ya. Ahora ponte tú y encuentra algo que les guste, que sirva para niños y niñas, que no valga más de 2 euros…
…Internet.

Unos imanes con 4 pinturas para que ellos los pinten y los pongan en sus neveras. Me ha parecido buena idea, aún así, me parece un gasto que se va de madre. 30 niños a 2 euros más la fiesta de cumpleaños.

www.cosas43.es
 
Cuando yo era pequeña, el día de mi cumpleaños, mi madre me compraba una bolsa de Barriletes fresa/nata y otra de Sugus en el Día y, antes del recreo, se ponían todos en fila y les daba un barrilete y dos s Sugus a cada uno. Los que sobraban los repartía con mis más mejores amigos y a mis amigos de la clase B (de burros), que ese día se sentían afortunados de tenerme como amiga.




martes, 17 de septiembre de 2013

Chupetes personalizados

Ahora que voy a ser casi tía, la emoción me embriaga y sólo veo cosas súper chulis para comprarle al retoño.

A la enfermedad de la madre por la ropa, se le une la de sus amigas que les hace ilusión tooooodo lo que ven y, si pueden permitírselo, con ello que arramplan.

Por el cumpleaños de mi amiga, le regalamos estos chupetes de silicona personalizados. Molan, ¿eh?



Con respecto al nombre....la criatura aún no ha nacido y ya tiene agenciado el diminutivo con el que, me temo, lo vamos a rebautizar entre todos.

lunes, 16 de septiembre de 2013

Nubes de ketchup

Volviendo al reto 13 lecturas, que recopila Isthar, y viendo como me pilla el toro, dejo reseñas de libros leídos durante este verano.

Nubes de ketchup, de Annabel Pitcher, me llamó la atención cuando paseaba por la calle y lo vi en el escaparate de El corte Inglés, anunciado a bombo y platillo. Tanto el título,  la portada y que había oído hablar de esta autora por otro de sus libros, Mi hermana vive sobre la repisa de la chimenea, hicieron que me lo bajase.

Sinopsis
Zoe es una chica inglesa de quince años que oculta un terrible y desgarrador secreto. Un día tiene noticia a través de un programa escolar de la existencia de un criminal llamado Stuart Harris, que está encerrado en el corredor de la muerte de una prisión de Texas, y piensa que solo alguien así, igual que ella marcado por el secreto, la mentira y el asesinato, va a poder comprenderla... Llena de angustia pero también con una buena dosis de humor, Zoe comenzará a escribir cartas al condenado a muerte.
Bolígrafo en mano y sentada en la moqueta de su habitación, Zoe respira profundamente, come un sándwich de mermelada de fresa y comienza su relato de amor y traición... 


Es un libro entretenido y fácil e leer. Me hizo creer unas expectativas de un final a la brava, pero era de esperar cuando el libro trata sobre una niña de 15 años. Me parece un poco lectura adolescente, donde trata del sentimiento de culpa y las cosas que puedan preocuparte a esa edad, como los enfrentamientos con los padres porque no te dejan ir a una fiesta. Ejem.

Si quereis entreteneos un rato, es un pasatiempo. Si queréis algo profundo, pasemos a otro tema.

domingo, 15 de septiembre de 2013

Le 404, París

Le 404, en París, fue en el primer sitio donde comí cuscús preparado de forma "profesional". Encontramos el sitio por una guía de esas que te indica sitios para comer cierto tipos de comida en la ciudad.

Cuando entramos nos quedamos perplejos. Qué ambiente tan bonito, mágico. Nunca habíamos estado en un restaurante marroquí, y la verdad que ya al entrar nos hechizó. Todo se basaba en oscuridad, velas, sombras, aromas...

Estaba a rebosar. Nos sentaron en una mesa larga en la que en un lado se ponían los hombres y en el otro las mujeres. Como no teníamos, ni tenemos, ni papa de francés, ellos nada de inglés, y además somos como Paco Martínez Soria, el leer y elegir de la carta fue cuanto menos, gracioso. Él pidió un tajin, a la aventura de lo que fuese, y yo me decidí por el cuscús 404, sólo porque era el que más cosas tenía. Era más fácil elegir lo que le echaba si lo veía ;).

Para abrir boca nos pusieron como unas aceitunas aliñadas con especias y hortalizas. Buenísimas.
El tajín estaba espectacular con su pato, almendras, ciruela, manzana y canela.
El cuscús sacaban todo por separado: el cuscús como tal, las verduras con su caldo en una vasija, y la carne aparte echa a la brasa que era salchicha, cordero, pincho moruno..... Estaba rico sólo que me daba mucho sabor al apio y no soy muy fan.

Tuvo su parte cómica. Como no sabía exactamente lo que traía, estaba tan pegada a la vecina de al lado y entenderme allí era una fiesta, hasta que ella no empezó con el postre, no supe que la carne que había entre ambas era para mí. Cada vez que me acuerdo...glup, glup.

Todo esto venía a que hoy he preparado cuscús a mi modo para comer, y mi madre me ha pedido la receta. Cuando la estaba escribiendo, me vino a la memoria la primera vez que lo comí.

Si teneis la suerte de ir a París y os apetece comida marroquí, puede ser una buena opción :)








viernes, 13 de septiembre de 2013

Como decíamos ayer....

No soy humanista, ni poeta, ni he estado en la cárcel como Fray Luis de León, pero he estado ausente, no en lectura pero si en escritura.

Soy de naturaleza perezosa, de empezar algo con muchas ganas y desinflarme. No siento que para mí esto sea una obligación, pero me he dado cuenta que me gusta tener recuerdos escritos aquí que, de otra manera, sólo están en mi cabeza y que, para más inri, cada día vale menos.

Un verano, descontrol, una tesis por empezar a escribir, un montón de trabajo....excusas reales, pero siguen siendo excusas.

No sé cómo va a ser esto, ni quiero plantearmelo, sólo escribir lo que me apetezca y seguir leyendo todos los blogs que tan buenos me hacen pasar.

Y, sin más preámbulos,





martes, 21 de mayo de 2013

Primeros recuerdos

No sé a qué años se empiezan a tener los primeros recuerdos.

Sí tengo dos que, bien porque quedaron grabados a fuego en mi memoria o bien por la de veces que los he recordado, son de mi primera infancia los que más recuerdo.

Con 4 años mi madre vino del médico con su bombo llorando como una magdalena, con un polo fucsia y la cara del mismo color. Mi padre sonriente. Yo les esperaba con mis abuelos y no entendía nada.
Toda la conversación la sé porque la han contado muchas veces. Pero recuerdo a mi abuela preguntando qué pasaba, mi madre sentada encima de mi padre y yo encima de mi madre, haciendo una montaña de amor, y mi madre encanada de llorar que no era capaz de hablar.

La historia era la siguiente:
Mi madre, embarazada, había ido al ginecólogo y le había dado la enhorabuena porque los fetos se encontraban bien.
-¿Cómo que "los"?
-Sí señora, lleva dos.
-No puede ser. Que ya le toco a mi amiga Carmen el año pasado y no puede tocarme a mí.
-Pues sí mire señora, aquí puede verlos.
- (Mi madre en modo dramón) Ay qué desgracia! Dos de golpe! ¡¡¡Y qué hago con la otra que tengo en casa, con lo mal que come y lo que llora!!!!
Lo del médico debía ser un poema.
Aparece mi padre y mi madre, con su habitual sutileza:
-Cabróóóóóón, ¿qué me has hecho? ¿No querías taza? Pues taza y media!! (mi padre era el más feliz del mundo teniendo gemelos)

Así que así llegaron a casa de mi abuela y así los recuerdos yo. No puedo olvidarme de la frase de mi abuelo, agricultor de pura cepa: - No te preocupes hija mía, que ya plantaremos un palico más de patatas! - Todo lo arreglas tú con patatas papá! ¿No ves qué chandrío?. Genio y figura hasta la sepultura.

El siguiente recuerdo es, con 5 años recién cumplidos, mirando por la cristalera de una sala de hospital a dos muñecos que, decían, iban a ser mis hermanos. Uno dentro de una urna de plástico con una pañuelo de papel como pañal que parecía una lagartija, y el otro en una cuna de cristal del tamaño de una bandeja de canelones donde sólo asomaba la cabeza.

Y yo tuve mucha envidia, la casa se lleno de olor a caca, lloros, leches y mis padres que no daban a basto. Y yo me dediqué a aprender a leer, a sumar y a restar con mi tía porque odiaba las muñecas, ya tenía a dos en casa las 24 horas. Sin embargo de esto no me acuerdo, sólo tengo recuerdos buenos.

De eso han pasado 23 años...
...con sus abrazos, sus achuchones, sus "cuida que lo vas a arguellar" y"cuida con la cabeza que es muy sensible". 
...con juegos sin fin, disfraces variopintos, el más molón de Zipi y Zape, fotos en taparrabos.
...con construcciones en la terraza: "mamá esta noche dormimos aquí, de aquí no nos mueve nadie" y a la hora todos tapados hasta las orejas en la cama.
..con escondites llevados al límite de antes me meo en la mopa detrás de la puerta que que me pillen
...con alguna que otra torta y/o pizco, castigos de 3 días por NO romper barcos de cristal, figuras descuartizadas (esto sólo lo sabemos nosotros), cortes de pelo a la última moda (ejem).
y con todas esas cosas que hacen 3 hermanos juntos. 

Aunque a veces siguen dando tanto mal como cuando tenían 5 años, les deseo un MUY FELIZ CUMPLEAÑOS, que la vida les sonría, que se quieran más y que estén bien cerquita de mi. 

Para mí no hay nada como el amor a un hermano. Y yo tengo dos.




viernes, 10 de mayo de 2013

Un fututo prometedor

Ayer en el bus urbano, tenía justo delante sentados a dos chavales de unos 15-16 años.
Se sube mucha gente en una parada.

-Co!, yo si alguna que este buena quiere la metemos aquí en medio y hacemos un sándwich.
-Vale, yo pongo la longaniza.
-Estaría guay eh.

Qué tierna adolescencia pienso yo, y me sumerjo en mi libro. Cuando capta mi atención una conversación a medias y ya me impide concentrarme del todo:

-Que no co!, que un proxeneta es el que las obliga a prsotituirse.
-Eso quería decir tío.
-Pues tío a mi me gustaría trabajar de eso. Bueno no de proxeneta, pero tener un puticlub. Y no por tirarme a todas, que también, sino para poder decir venga a ti te doy 10 a ti 100, depende como me caigan.
-Pero ¿eso va así o que?
-Sí. Yo les daría 10 euros por cada uno, y cada 6 tíos, les daría 10 euros más. Y yo que se, si llega a 10 le regalaría un paquete de tabaco o algo así. Sería un jefe majo, en plan que haría ofertas y tal.
-Pues tiene pinta de ser un trabajo de puta madre.
-Sí tío, tiene que estar guay.

Me tuve que morder la lengua para decirle que después de 10 tíos lo que les tendría que regalar sería un tubo de vaginesil, porque era lo que iban a necesitar.

A mis 28 primaveras me quedé horrorizada, en serio.

¿Dónde quedó el yo quiero ser profesor, carpintero, abodago o mecánico de mayor?

sábado, 4 de mayo de 2013

Dando un salto mortal

"Hoy me he levantado dando un salto mortal,
he echado un par de huevos a mi sartén,
dando volteretas he llegado al baño,
me he duchado y he despilfarrado el gel.
Porque hoy... algo me dice que voy a pasármelo bien...
 "

Vale, en vez de huevos han sido tortas de masa.

Vale, no he dado volteretas porque con mis antecedentes corría el riesgo de pasar el día en urgencias.

Vale, tampoco he despilfarrado gel porque el bote tenía el agujero pequeño (siempre que digo agujero pequeño me acuerdo de una amiga que dice con acento cubano "e que tiene la vahina muuu grandeeee" y no es que esté hablando aquí de vaginas, que hablaba de botes de gel)

Lo que sí tengo clarinete.....algo me dice....que voy a pasármelo de puuutissss!!!!!!

Probablemente sea el día que más feliz me haga madrugar, si es que feliz y madrugar pueden combinar de alguna de las maneras.
Más si es sábado.
Más si hace sol.
Más aún si estoy en casa con mis padres y brostis y van a venir la mayoría de mis amigos a comer.

Como marca la tradición mi abuela ha venido bien temprano, y de propio, a felicitarme. Pasan los años y siguen igual. Se la ve feliz cuando me felicita, me trae la propina bien dobladica y con la frase "amante, ójala pudiera darte más" y sólo lo hace por teléfono si no le queda otra.

El resto del día no os lo puedo contar, aún.

Sólo puedo decir que igual que cuando cumplía 9 años, independientemente de los que sean, me embriaga un estado de felicidad que a unos les sorprende, a otros les fascina y a mí me encanta. Y me dura todo el día, hasta que leo las 00.00 del día 5 de mayo y me entra una tristeza inmensa.

Quizás con los gintonics lo lleve mejor.

Pero para eso ¡¡¡aún queda mucho!!!


viernes, 3 de mayo de 2013

Hoy tengo que comprar....

Esta es mi lista de la compra de hoy para el menú de mañana:

APERITIVOS
-Olivas (no hay aperitivo que se precie sin olivas sin hueso rellenas de anchoa)
-Palito cangrejo+ huevos+ mahonesa = Montadito de chaca
-Jamón serrano (montadito de jamón batido)
-Cebolla + rulo de cabra (cebolla caramelizada con queso de cabra)
-Ensaldas (yo de lo que come el grillo, poquillo)
-Pan

CHICHA
-Ternasco (esto según mi abuelo "se deja pa´ hacer lo último pa´que la gente se infle de todo el resto y el ternasco, que es lo mejor, se quede pa´los listos que hemos dejado hueco." Lecciones que una aprende)
-Panceta
-Choriceta
-Salchichas
-Muslo de pollo deshuesados

BEBIDA
-Sidrina asturiana (vermout)
-Tinto de verano
-Cerveza (mucha mucha pero mucha)
-Ginebra
-Tónica
-Limonada
-Naranjada
-Cocacola
-Hielos
-Limones

A todo esto le añadimos croquetas de shitake+jamón+ foie, bizcocho de naranja con cobertura de chocolate y tarta de queso gentileza de mi supermadre y sólo puede siginifcar una cosa....

....BARBACOA DE CUMPLE!!!!!






jueves, 2 de mayo de 2013

Involución cerebral

Cada vez más a menudo y sin que nadie me oiga, me pregunto a mí misma si mi cerebro está involucionando.
Vamos, que si lo tengo atrofiado.
Mejor dicho, que si lo estoy atrofiando.

Con lo que él y yo hemos sido. Poder estar hasta 10 horas estudiando: mi cuerpo sentado y mi cerebro cavilando. Pegarme 5 horas haciendo un exámen. Me dan escalofrescos. Ahora me cuesta a veces hasta concentrarme en algo denso que estoy leyendo.

Ayer sin ir más lejos, me pegué media hora para sacar una ecuación de tercer grado. Eso que algún día supe hacer. Con la consecuente ofuscación y frustración. Por mis ovarios que la saqué, pero me da mucha pena que mi naturaleza vaga haga que sin darme cuenta o mejor dicho sin prestar demasiada atención, mi materia gris cada vez sea más negra.

Como si de un músculo sin usar se tratase, mis conexiones neuronales bien se podrían componer ahora de coca-cola y no me daría ni cuenta. ¿Lo estoy volviendo tonto?

Es una autocrítica.
Esta vez escrita.
Probablemente mañana se me habrá pasado.
Hasta que me llegue un derivada.
¿Qué pasará con una integral?
Y así sucesivamente.

lunes, 29 de abril de 2013

Una vacante imprevista

Tras dos chascos literarios seguidos, se disponía una servidora a buscar la próxima presa de lecura. Tenía Una vacante imprevista de J.K. Rowling en mente desde que me lo bajé en navidades, pero dado su tamaño (> 500 hojas) me daba cierto temor atascarme como en los anteriores.

Devoré todos los libros de Harry Potter, quedándome muchas noches de mi época estudiantil leyendo e incluso dejando los apuntes más de lado de lo conveniente, pero no tenía más pretensiones por eso, simplemente me apetecía leelo.

Esperando en el laboratorio entre centrifugación y centrifugación, encendí el ebook a ver si alguno captaba mi atención y empecé a leerlo. En la página 10 ya me tenía completamente enchanchada.
Ya al comienzo te mete en una vorágine de acontecimientos, de querer saber más, que consiguió captar toda mi atención, y eso que la cantidad de información de los distintos personajes es difícil de digerir y ordenarla en tu cabeza al principio.

Sinopsis
La historia de esta primera obra de Rowling para adultos se centra en Pagford, un imaginario pueblecito del sudoeste de Inglaterra donde la súbita muerte de un concejal desata una feroz pugna entre las fuerzas vivas del pueblo para hacerse con el puesto del fallecido, factor clave para resolver un antiguo litigio territorial.
La minuciosa descripción de las virtudes y miserias de los personajes conforman un microcosmos tan intenso como revelador de los obstáculos que lastran cualquier proyecto de convivencia, y, al mismo tiempo, dibujan un divertido y polifacético muestrario de la infinita variedad del género humano.
Sin que el lector apenas lo perciba, Rowling consigue involucrarlo en temas de profundo calado mientras lo conduce sin pausa a un sorprendente desenlace final.

Como bien dice la sinopsis, y desde mi punto de vista, es un libro que se centra en las miserias del ser humano, como puede sacar lo peor de sí ante una situación determinada. Es como el despertar de "monstruos" latentes, todo ellos descrito de una manera fácil, que te permite crear el personaje sin necesidad de estar pensándolo. Es curioso ver como se va relacionando a todo un pueblo alrededor de la muerte de un persona, por la lucha hacia el poder, todo ello regado con la inestimable ayuda del rumor tan presente en los pueblos.

Sí es verdad que en algún punto me ha costado un poco más, quizás por ir leyendo a cachos pequeños, pero es un libro que me ha gustado mucho, aun sacándome alguna lágrima de pena y dejándome un regusto amargo por el contenido del libro, no por él en sí.

Lo recomiendo totalmente.
Ahora a por el siguiente.

jueves, 25 de abril de 2013

Zaragoza y su San Jorge

Desde que tengo recuerdo y todos los años que viví en el pueblo San Jorge era un día que esperábamos con ansia, los mayores y los pequeños.

La calle de detrás de la mía tiene el nombre en su honor, y después de toda la mañana corriendo, hablando o pelando patatas (dependiendo de la edad, qué mierda eso de crecer y dejar de correr y pegarte pa pelar patatas) nos sentabamos un numeroso grupo en unos bancos de madera y un tablón con caballetes en la calle a degustar un exquisito rancho que con tanto cariño y paciencia habían preparado.

Después tocaba vestirse de baturra y salir a bailar al escenario que en la misma calle habían montado donde los abueletes y lo no tanto, nos aplaudían con ganas y nos tiraban caramelos.

Para rematar el día y aún con el moño bien tirante, se cenaba carne a la brasa.

Todos los años que estuve fuera, no lo celebré, pero me acordaba del rancho como si fuese (y para mi lo es) un santo bendimiento.

Este año ha sido el primero que lo he pasado en Zaragoza capital. Coincidió que vinieron unos amigos del pariente de la tierrina a verlo y nos fuimos al centro bien de mañana con un sol brillante. Autobuses urbanos con la bandera de Aragón (nunca visto por mí), feria de artesanía y productos aragoneses ambientado por una voz que cantaba jota como los ángeles, el Paseo Independencia a rebosar de caras entusiastas y sonrientes que no te dejaban acercarte a mirar un solo libro (grrrr), una calle Alfonso desembocando en una deslumbrante plaza del Pilar que nos esperaba acompañada de una misa baturra para acabar con unas vistas al Ebro, un chato de vino y unas migas con chorizo, longaniza, morcilla, huevo y uva.

Qué decir que los asturianos quedaron encantados, de ver el ambiente y todo tan diferente. Y que a mí se me hincho el pecho hasta el punto del colapso respiratorio. No hay vez que no escuche una jota bien cantada que no se me pongan los pelos en modo erizo.

Si teneis la ocasión, no dejeis de visitar esta maravillosa tierra.

San Jorge (Dalí)
Bandera de Aragón
Baturricos bailando
Migas (plato típico aragonés)
Rancho (mecá! qué hambre!)

Basílica del Pilar y Puente de Piedra



 



jueves, 18 de abril de 2013

El pollito levanta el vuelo

A la Enfermera la conocí antes de que lo fuese. Ella quería ser médico, pero como a tantas personas que tienen esa vocación no le llegó la nota tras la selectividad. Fue una gran decepción para ella, lo supe mucho después, pero optó por estudiar lo que más se le parecía.

La conocí mi primer día de universidad, en la residencia de estudiantes. Nos llevamos bien desde el principio, pero el primer año la relación no pasó de eso. Delgada, rubia, con mogollón de pelo, hiperactiva, no paraba de moverse, charlatana, fiestera, era un pingo! Salía jueves, viernes, sábados, y en cuanto podía. En cambio, llegaba el viernes y yo agarraba a la maleta y me volvía a casa.

Tenía su habitáculo de la residencia lleno de morrerías (qué envidia cabrona!). Era aplicada, muy exigente consigo misma, iba a todas las clases, a prácticas y en los exámenes luchaba por sacar buenas notas y poder "pasarse" a Medicina. Era su ilusión.

El tercer año nos fuimos a vivir juntas, con otras 3 amigas más. Nos hicimos inseparables y éramos la noche y el día. Siempre recurríamos la una a la otra, siempre nos buscábamos incluso sin darnos cuenta. Qué de horas en posiciones incómodas hablando de cualquier cosa.

Ella la parte racional, siempre valorando los pros y los contras. Ante una situación amorosa, si le apetecía pero ganaban los contras, desechaba la idea. Yo era la parte visceral, no hacía ese tipo de valoraciones por si ganaban los contras, así que iba de alegría a alegría y de tozolón a tozolón. Leía todo tipo de libros de psicología y me apremiaba a ser mas reflexiva.

Acabó su carrera con notazas, aprendió a amar su profesión. Se preparó con másters, oposiciones fallidas y cursos a conciencia, trabajó mucho y variado. Tiene un perfil de enfermera que me parece digno de mencionar: tenaz, amable, inteligente, intuitiva, perspicaz, cabezota, cariñosa, divertida y humana.


Cada vez que nos vemos hablamos, recordamos y volvemos a recordar todas las cosas que hemos pasado juntas.  Cosas que sólo entendemos nosotras, cosas que contadas mil veces no pierden su gracia.

Hoy este país y sistema la invitan a irse, a buscarse la vida fuera. Más pronto que tarde seremos otros los invitados a tal cosa. Pero tiene una forma de verlo muy positiva, va a ser una experiencia increíble, es el momento de hacerlo, y la va a enriquecer como tanto le decían sus revistas de psicología. Se fue ayer a Londres a trabajar en un gran hospital. Creo que algo de mi parte visceral se le ha acabado contagiando, bien!!!

Cuando me dieron el erasmus, sorprendida me dijo: "Jo Isa, para mi eres como un pollito, siempre volviendo al nido, todos los fines de semana a tu casa y ahora levantas el vuelo y lo haces a lo grande. Me tienes impresionada."

Desde entonces soy su pollito. 
Ahora amiga, eres tu la que levantas el vuelo, eres tu la que me tienes impresionada. Admiro tu valentía. De verdad. Te admiro incluso más que antes.

Good luck Pollito!!! See u soon!




lunes, 15 de abril de 2013

El asesino hipocondríaco

Después de mi primer chasco literario del año como contaba aquí, me dejé caer por una librería y me llamó la atención la portada de este libro: El asesino hipocondríaco, de Juan Jacinto Muñoz Rengel. 

Me llamó la atención porque en algún momento de mi vida he sido hipocondríaca. No sé si mucho o poco, pero lo he sido. Ahora soy más de que "lo que tenga que venir, que venga" 

Sinopsis
El señor Y. debe cumplir su último encargo como asesino profesional, pero para conseguirlo tendrá que superar un grave obstáculo: no le queda más que un día de vida. ..En realidad, el enigmático asesino a sueldo que responde a las iniciales M.Y. lleva años muriéndose, desde el mismo momento en que vino a este mundo. Le persiguen tantas enfermedades que cualquiera podría considerarlo un milagro médico. Ahora, por encargo de un cliente misterioso que se mantiene en la sombra, debe matar al escurridizo Eduardo Blaisten antes de que le asalte una apoplejía terminal o una úlcera gangrenosa o un empeoramiento de su Síndrome de Espasmo Profesional...Su incomprensible mala suerte irá frustrando uno tras otro todos sus intentos de homicidio, y estableciendo una mágica conexión entre sus propias penalidades y los grandes males físicos, psicológicos e imaginarios, que torturaron a Poe, Proust, Voltaire, Tolstói, Molière, Kant y al resto de los hipocondríacos ilustres de la historia de la literatura y el pensamiento...Una inteligente y divertidísima novela que aúna intriga, obsesión, asesinato y amor incondicional por la literatura. 

He tenido que leer varias críticas porque ya dudaba de mi criterio y de mi momento personal para leer. Dos chascos seguidos. ¡Qué horror!

Lo cogí con muchas ganas pero me ha parecido un soberano coñazo. Quiere tener intriga pero no consigue engancharme, ni con la trama de asesinato ni con todas las malezas que sufre este hombre, y mira que me gusta a mi saber de cosas raras de salud. No he conseguido leerme más de 20 páginas del tirón, y llevo un mes con él, que sólo tiene 285 páginas, no me salen las cuentas.
Tiene toques de humor que te sacan una sonrisa, y es evidente la documentación que ha tenido que hacer el autor sobre todos los síndromes y patologías así como sobre los famosos escritores y filósofos de los que escribe. Pero que no, no me ha enganchado nada. Lo he acabado otra vez por pura cabezonería.

Me planteé que quizás yo no estuviese muy inspirada para leer, y he encontrado críticas buenas y malas. Ninguna brillante.

Así que yo, no lo recomiendo.

El amargor de esta lectura no ha sido tanto porque el mismo día de acabarlo me puse con Una vacante inesperada de J.K Rowling, y en la página 3 ya estaba enganchada. Lo estoy devorando. Siento la necesidad de leer. Me siento bien.
 

viernes, 12 de abril de 2013

Gozando con tus Paredes

Esta mañana cuando iba a trabajar, en un semáforo, he visto algo que me ha llamado la atención. A mi lado había un señor mayor, de unos 75 años, y una pareja de chicos jóvenes con pantalones pitis con cadenas, mochilas tipo Altus....y.........los tres llevaban las mismas zapatillas!!!!!

Las míticas Paredes
Porque....¿quién no ha tenido unas de esas? Yo sí, y compradas en el mercadillo de mi pueblo que ponían (y ponen) todos los miércoles. Pasé de las típicas victorias pintadas mega panolis por mi tía (entonces me chiflaban), a las Paredes, desués J´hayber, Kangaroo, Kelme y hasta mis 14 años no tuve unas Nike.



Bueno, bueno, bueno...en mi pueblo no eras nadie si no llevabas un chándal de táctel con unas deportivas Paredes como outfit. Las recuerdo como si me las tuviese que poner hoy. Sólo duraban blancas el primer día y con el paso del tiempo, la goma de la suela iba mutando a amarillo rancio.


A modo de anécdota, en mi etapa de la uni, estaba de fiesta con una compañera de piso y nos encontramos a unos amigos suyos del instituto. -Hombre!!! la paredes ¿qué vida llevas? -Qué cabrón, vaya memoria. -Es qu fue mítico tía.

El profesor de EF de la ESO, les había mandado comprar unas deportivas para jugar al baloncesto. Y a la madre de mi amiga sólo se le ocurrió comprarle esas, unas Paredes, que según ella eran lo más y cuando llego a clase y como dice ella, todos iban de gala que si Reebok, que si Nike, que si Adidas, y aparecí yo con mis Paredes, te puedes imaginar el cachondeo, para mí se me quedo. Para siempre!!!

Y me he ido yo pensado que hay cosas míticas que nunca caerán en el olvido y nunca deberían hacerlo. Porque si un señor de 70 años y una pareja de 25 coinciden en un semafóro con las mismas zapatillas y hacen que vengan a la cabeza un montón de recuerdos....¿acaso no es algo maravilloso?

viernes, 5 de abril de 2013

Mañana

Mañana va a ser un día grande.
Mañana se casa una de mis mejores amigas y para más señas, prima.
Mañana lloraremos.
Mañana reiremos.
Mañana recordaremos.
Pero sobre todo, haremos lo imposible para que sea el día más feliz de su vida.

Esa vida que le arrebató a su padre y padrino cuatro días antes de su boda. En una hora. Así, de repente. Nunca podré olvidar esa llamada, aunque me gustaría que así fuese. Ni el mensaje de "llama a los amigos y díselo". Nunca he sido valiente para decir las cosas, y menos estas. Oí llorar a cada uno de ellos, porque para todos nosotros era un hombre especial.Tampoco olvidaré su abrazo y su pena. Todas nuestras vidas cambiaron en mayor o menor medida.

En esos dos días me hice mayor y sentí miedo. Miedo a que te arrebaten lo que más quieres sin poder hacer absolutamente nada. Por primera vez fui realmente consciente de lo que es llorar por ver el sufrimiento de alguien a quien quieres tanto. Me intenté convencer de que quizás si repartíamos todo ese dolor entre todos los que estábamos allí, su dolor sería menos.
Enterramos a su padre donde ella iba a vestir de blanco sólo 4 días después. Llorando sin consuelo porque la vida no es justa.

Mañana, 5 meses después, se casa.
Y se que va a ser un día espectacular. Porque tiene una familia envidiable, porque se casa con un tío de putísima madre, porque están echos el uno para el otro, y creo que eso es más que suficiente. Y porque sus amigos han preparado tantas sorpresas y van a hacer tanto el ridículo, que si no se ríe, es pa´ matarla.

Ella estará radiante, porque es guapa y elegante a rabiar. Porque tiene una sonrisa que ilumina la más profunda oscuridad. Sus amigas vamos a ir to´guapas, tirando la casa por la ventana, y con poco maquillaje porque total, vamos a llorar como magdalenas... Iremos a su casa a ver cómo se viste y a estar con ella porque es lo que más ilusión nos hace, y estaremos en primera fila sentadas sintiendo una mezcla de emoción, alegría y orgullo por verla ahí.


Le hemos grabado un corto entre todos los amigos recordando nuestra infancia y haciendo el making off de una canción que le vamos a bailar de sorpresa entre plato y plato. Creo que va a ser apoteósico. Y pienso que si me lo hiciesen a mi, me encantaría!!!!

Acabaremos bailando, riendo, haciendo el gamba porque es lo que mejor se nos da, y ciegos como piojos. Nos importará un pepino que la seda se nos pegue al pompis, el tocado, el rímel corrido, y los tacones, porque para el disfrute personal eso no hace mas que estorbar! (nuestro último pedo fue en mallas del decathlon y deportivas, de los mejores oye!)

Y para acabar dejo algo que ayer escribió ella en su muro:

"La vida es una escuela y todo lo que nos sucede no son más que lecciones que nos traen un gran aprendizaje, a veces este aprendizaje llega a base de golpes duros, y cuando la vida te golpea de esa manera, en ese momento, es cuando tienes que elegir entre dos opciones: puedes levantarte y preguntarte ¿qué he aprendido de esto? volverte más fuerte y seguir adelante con tus cicatrices o puedes quedarte en el suelo y lamentarte hasta el fin de tus días"

Como le dije a ella: sólo pido ser su compañera de pupitre.

Te quiero amiga! 
 

 





jueves, 4 de abril de 2013

Remedio URGENTE!!!!!

Como sois de lo más variopinto y sabeis de cosas como nadie, recurro a vosotros al borde de una ataque de nervios.

Tengo un vestido precioso de seda verde. Pero el jodío de él tiene más electricidad que Endesa plus Iberdrola.
Lo he metido al baño mientras me duchaba, le he dado laca y funciona, pero al rato ya lo tengo pegado al forro y por ende al cuerpo marcando hasta la estría más ínfima.

Aprovechando que hace cierzo (acabo de encontrarle una virtud) lo he sacado a la galería a que se airee y a esperar hasta mañana.....

¿Alguno/a de vosotr@s sabe algún súper truqui-truqui para mantener la electricidad de la seda a raya?



Trillones de gracias!!!!

martes, 2 de abril de 2013

Por fin sola

Por fin estoy sola.

Después de más de una semana puedo disfrutar de mi completa soledad.
Sola para algo más que ducharme, dormir, y el resto de necesidades fisiológicas que no se hacen en compañia.

Tras cinco días de casa rural con 11 personas, y otros dos días con gente hospedada en mi hotel casa inesperadamente, me acabo de sentar en el sofá con la única cosa que hacer que teclear y navegar.

No tener que hablar.
No tener que contestar a preguntas.
No tener que escuchar comentarios sobre lo que estoy viendo en la tele.
Acariciar un libro.
Echarme una cabezadita en el sofá aunque me levante con el cuello como la madre del Rey.
No tener horarios.
Ir a mi ritmo.

Quiero disfrutar de todo esto y lo mejor de todo es que puedo hacerlo hasta el viernes. Entonces, entraremos en una vorágine de huéspedes, vestidos, tocados, maquillaje y nervios seguida de puta locura y diversión.
Pero ahora no quiero pensar en eso.

Sólo quiero disfrutar de mi soledad, al menos física.



lunes, 25 de marzo de 2013

Un fin de semana cualquiera

Este trabajo que va a temporadas (en cuanto a intensidad se refiere) es tan interesante como agotador, y últimamente me iba al pueblo el sábado al mediodía con lo que todos se me hacían mega cortos.

Este fin de semana ha sido genial.

Me fui el viernes en el auto de papá. No bus. Empezamos bien.
  • Levantarte en el pueblo con la única banda sonora de los pájaros cantando y sentir la energía del sol nada más despertarte. 
  • Que el perro venga a desperezarse contigo.
  • Desayunar plácidamente con mermelada de naranja amarga hecha por mi abuela. Una delicia para el paladar.
  • Caminar durante horas entre campo y monte. Beber agua a lo ninja. Cagaleras verídicas.
  • Quemarme el escotamen y los hombros. Mal. Está tornando a moreno. Bien.
  • Tomar café con baileys con mis amigas como ritual de toda conversación que se precie.
  • Cenar con mis kintos para celebrar que hace 10 años que salimos nosotros. Y que hemos cambiado, para bien jajajaja.
  • Desayuno con tortas de masa recién hechas por mamá pato.
  • Pasear con el can disfrutando otra vez del solazo.
  • Comer carne a la brasa celebrando el día del padre. 
  • Siestaca.
  • Grabar todos los amigos un "corto" para la boda de una amiga. Tengo agujetas de reirme. Con cameo especial de la abuela de la novia y de la mía. Me desorino.
  • Vuelta a la ciudad. Caca de la vaca.

Me gusta el pueblo. Adoro el pueblo. Los desayunos largos. Perderme andando. El pueblo con mi familia, con mis amigos. Cuanto más alarga el día y mejor tiempo hace, más triste es la vuelta el domingo.

Un fin de semana cualquiera en el pueblo es un fin de semana espectacular.

Soy más de pueblo que una remolacha.




martes, 19 de marzo de 2013

Who is your daddy?

Las primeras vacaciones con el pariente, allá por un desierto de las Palmas de Gran Canaria, tienen banda sonora. Un CD que grabó con canciones que le gustan a él (rrrrraro rrrraro rrraro) pero que muchas de ellas acabaron cautivándome.

Una de ellas era Time of the season de The Zombies.



Y a la pregunta de Who is your daddy?

Mi padre es genial. Es la mejor persona que yo he conocido sobre la faz de la tierra.
Es tan simpático que si no cuenta un chiste en toda comida que se precie, revienta.
Es amable con todo el que se cruza en su camino. Aunque a veces no se lo merezcan.
Ha tenido 3 hijos como 3 botijos (alguno más botijo que los otros) y nos ha educado de una forma impecable.
Se desvive por nosotros, día tras día.
Ha levantado una empresa con sus hermanos y su sacrificio. Ahora, cuando los tiempos son malos por no decir nefastos, cuando le quita el sueño más de lo que debería, más firme es en sus convicciones.
Tiene uno principios y valores que me dan envidia. Lo que me da envidia es que los tiene tan intrínsecos en él, que todo lo que hace gira en torno a ellos.
Admira a su padre tanto como yo le admiro a él.
Va a bailar domingo tras domingo sólo por hacer feliz a mi madre.
Le encanta hacer vino y pacharán casero. No hay que decir que bebérselo también.

A mí, mi padre, rara vez me ha echado una bronca. Una mirada y una conversación seria en la que mostraba que estaba decepcionado era para mi el peor de los castigos.
Cuando me fui a Noruega le vi llorar. Cuando volví también.
Cada fin de semana que voy a casa no cabe en sí de felicidad incluso si apenas nos vemos. Lo es sólo porque estoy en casa.

Soy su morena, la niña de sus ojos a escalas insospechadas. Es capaz de sacarme los colores hablando a alguien de mi (cosa que detesto) pero tras unos cuantos años se que solo puedo dejarle hablar y aguantarme.
Quiere al pariente como a uno más de la familia, y eso, por parte de mi padre, significa que tengo su aprobación. Y eso es mucho.
Está orgulloso de lo que soy y de mi trabajo, aunque no tiene ni pajolera idea de lo que hago.
Si no le llamo por teléfono se mosquea pero cuando llevo un rato hablando siempre tengo que escuchar "Corto y cambio, cotorra".
Es tan cabezota como yo.
Pierdo cualquier apuesta que haga con él, pero no puedo evitarlo.

Si tengo un objetivo personal en la vida es ser como él.

Con mi padre no hablo de estas cosas. No hay nada de chumi-chumi. A veces me gustaría, pero no sé porqué me siento incómoda. Así que como los dos ya sabemos lo que hay, sólo os lo cuento a vosotros ;).

viernes, 15 de marzo de 2013

Moral down

Viernes. Termino de comer y me pongo a leer el periódico: El Gobierno exigirá cotizar 35 años a quienes quiera jubilarse anticipadamente vía El mundo. La edad mínima para poder jubilarte anticipadamente pasa a 63 años.

Yo, que no era mala del todo en matemáticas allá por el Pleistoceno, me pongo a hacer cálculos:
6 años de carrera= 24 años
2 años de oposición fallida + clases particulares+ cuidar niños en B como los políticos = 26 años
1 año de becaria sin cotizar (pagando un master)= 27 años
1 año de becaria cotizando= 28 años
63-27= 36. Vaya suerte!! me libro por un año. En el caso que quisiese jubilarme anticipadamente tendría que trabajar todos los años que me quedan, cotizando, para poder hacerlo.

Ahora pasamos a la práctica:
Tengo contrato hasta mayo, luego ya veremos. En la carrera investigadora tienes que pasar unos añitos fuera del país si no es el resto de tu carrera, porque una vez que sales, como para volver. ¡¡¡A tomar por culo las matemáticas!!! Y entre tanto, con la que está cayendo afuera, me tacharía de requete-optimista pensar que siempre voy a tener trabajo.

No es más que una noticia como millones a las que nos tienen acostumbradas, y por supuesto, no será la peor. Pero me ha removido y me ha arrancado a escribir.

No entiendo de economía, de bienestar social ni de estas cosas tan importanes que hasta ahora me resbalaban demasiado al parecer. Probablemente algo de lo que diga esté mal, porque hablo desde la ignoracia. Pero sea como fuere, desmoraliza a cualquiera.

Se que me quejo desde una posición privilegiada con respecto a mucha otra gente. Tengo trabajo, en lo que me gusta, y una familia que en la medida de lo que puede me sacaría las castañas del fuego día sí y día también. Pero yo me las quiero sacar yo, quiero quemarme yo, y quiero comérmelas yo. Tengo ganas, ilusión, estoy preparada y se que soy válida para ello. 
Pero hay mucha gente de mi promoción que no le dejan hacer nada con su vida, con su pasión. Sólo son puertas cerradas y noticias desalentadoras. Por no hablar de la generación que viene detrás....

El domingo tras ver el programa de Salvados "Jubilando Pensiones" nos fuimos a la cama abatidos. ¿Qué nos va a quedar? ¿Hacía dónde vamos?

En fin, viernes....es viernes.

miércoles, 13 de marzo de 2013

Sabías que....

Desde pequeña tengo un sueño que se repite con frecuencia variable. Más que un sueño es una sensación mientras duermo.

Durante la etapa de bachiller se repetía con mucha más frecuencia, pero ahora me pasa muy de vez en cuando.

Abro una puerta y me encuentro una rampa muy pronunciada de la que no veo el final. Es una rampa de un metro de ancho, maciza, de hormigón. Tampoco veo el suelo. Del fondo sube como una luz roja, como si hubiese fuego. Yo voy decidida a bajarla, porque es amplia y me parece segura y, de repente, me caigo y desaparezco. En esa caída es cuando me despierto dando un golpe en la cama con las dos manos como diciendo "¡¡tierra firme!!"

Es curioso porque siempre que sueño esto estoy durmiendo en posición horizontal boca-arriba y me acabo despertando sobresaltada. Y el sueño siempre es el mismo.
Cuando me pasaba a menudo, obviamente busqué por internet el significado que podía tener y encontré algo parecido a esto:

LA SENSACIÓN DE CAERSE: 
En el momento de dormirnos, a veces experimentamos la sensación de caer en un pozo. ¿A qué es debido?
A los pocos minutos de comenzar a dormir, es bastante común que sintamos repentinamente una descarga eléctrica que interrumpe momentáneamente el sueño. Pasamos de un momento de máxima relajación a uno de tensión imprevista. Esta sacudida suele ir acompañada de algún movimiento brusco de nuestro cuerpo. Y no sólo despierta a quien la sufre, sino que incluso puede despertar a la pareja en caso de dormir acompañado (estas deben de ser las coces del pariente).
La mayoría de la gente describe este fenómeno como la sensación de tropezar, dar un brinco o caer en un pozo. Los especialistas denominan este movimiento «mioclonía del adormecimiento». Se trata de fenómenos fisiológicos muy normales que no deben preocupar. Tienen lugar cuando nos encontramos en la fase de somnolencia, que es la que dará paso a posteriores fases de sueño superficial, profundo y fase REM, que se repiten cíclicamente a lo largo de la noche y tienen su final en el despertar.
Por lo visto el 70 % de la población padece este fenómeno, del que casi nadie habla, y del que todavía no se tiene muy claro su origen, aunque parece que es otra parte más dentro del proceso del sueño, cómo la respiración más lenta o la reducción de la temperatura corporal.

Bueno, como explicación puede pasar por eso de la relajación y bla bla bla. ¿Quién no ha recibido una patadita espasmódica del compañero de catre?
Pero a mí no sólo me pasa cuando empiezo a dormir, a veces es en mitad de la noche, y pego unos botes en la cama que cualquier día aparezco como un cromo en el techo.

Hoy, perdiendo tiempo en el facebook, he leído algo tal que así:
"Sabías que...la sensación de caerte de la cama se debe a que tus pulsaciones bajan y tu cerebro interpreta eso como la muerte y envía un impulso para reanimarte?"

Pues no no lo sabía. C.S.I. Facebook me ecaba de desvelar que ayer noche, casi palmo.

lunes, 11 de marzo de 2013

Kiwirop

Ayer por mañana me puse las zapatillas nuevas supermolonas y los cascos y me dispuse a andar.
M80 sonando y  le toca el turno a.... Give me hope o más españolamente conocida como "kiwirop Joana kiwirop nananananana".

Me teletransporto a Ibiza. Septiembre de 2004. Viaje con mis amigas de la uni.
Ocho personas en un Nissan primera. -Agachaos las del maletero que está la guardia civil.
Un cd de propaganda de Cocacola con reliquias con Give me hope.
La conductora, en proceso de sacarse el carnet, se emociona y se pega dándole al repeat toda las vacaciones, hasta la saciedad.
Bendita locura.

Playas paradisiacas que sólo conoce quien lleva 18 años viviendo allí. Caminos de cabras. Empuja el Nissan primera que no salimos de esta.
Charlas infinitas. Risas más infinitas.
Restaurante ibicenco. Con embutido y pan somos felices. Bueno, que no falte la sangría casera.
Restaurante mexicano. - Ándale bonitas. Una foto con nuestros sombreros para el recuerdo.
Foto descojonante. Cara de tensión y risas para no acabar con tortículis. Sombreros con plomo.
Chupito. Absenta. -¡Tía que no puedo respirar! -Anda un poco que enseguida se pasa.
Bendita locura.

Fiesta del agua. Que el bolso sea de charol no quiere decir que sea impermeable. Lecciones que una aprende en Ibiza. Móvil acuático. Sodoma y gomorra. -Me da un poco de asco este agua con todos ahí retozando. -Bebe y calla.
Bendita locura.

En estas que a lo que me doy cuenta, con la motivada, me he perdido y no sé cómo volver. Llego a casa dos horas después como chiquito (again), con las piernas destrozás (la falta de costumbre) pero más feliz que el pepas.






jueves, 7 de marzo de 2013

Pupita

Aquéllos zapatos de los que hablaba como chollo de rebajas, no resultaron ser tal.
Que unos zapatos de 80 pavos, estuviesen al final de rebajas a 20, en la web de Zara, y en mogollón de números, seguro que era una señal. Pero yo, que el día que repartieron las antenas debía de estar en algún sótano, no supe captarla.
Me olió un poco a tufillo pero bah! ¿qué son 20 euros?

¡¡¡Ostiaputa!!!!

20 euros por volver a casa como Chiquito de la calzada "No puedorrr, no puedorrr" no me parece un buen negocio. Ni bueno ni malo. Me parece una putada.
30 minutos. Eso es lo que estuvieron en mis pies. 15 de ida al trabajo y 15 de vuelta.

Y ay cuando llegué a casa! Dos socavones, uno detrás del tobillo de un pie y otro en el dedico gordo del otro. Con sangre y pelusilla de los calcetines y todo el belén. Un zafarrancho. Los rematé con un chorro de alcohol de 96º. Así a lo valiente. Aullé como una loba herida. Ahhhhhhh pupa pupa pupa fuuuuuuu pupa pupa shhhhhh
¿Pero cómo puede doler tanto esa minucia?

Y ahora los veo ahí. Tan brillantes, tan bonitos, tan...hijosdeAmancioOrtega. Pero lo volveré a intentar.

¿Alguien tiene la dirección del susodicho para pasarle la factura de los Comped? Que digo yo que, si tiene cataplines para vender unos zapatos a 80 euros que bien podrían estar acreditados como zapatos de seguidad para las obras del tranvía, bien podían venir con un tarrito de Nivea, ¿no?

miércoles, 6 de marzo de 2013

Soy corqui, ¿y qué?

Como soy corqui y tropiezo chopotocientasmil veces con la misma piedra, me trago cada una de las curiosidades que el pariente "pretende enseñarme".

¿Qué hay detrás de la vaca que ríe?


martes, 5 de marzo de 2013

5 de marzo

No quitarme el pijama en todo el día, llevar un moño guay (de esos que sólo te salen así de guay si no vas a salir de casa), ni oler las lentillas, comer col del huerto de mi abuelo recién hecha, ver capítulo tras capítulo de The Wire (madre mía qué de nombres, no me cosco de una), re-aprender a resolver sistemas de ecuaciones, hacer cookies con chocolate, avellanas y canela.

No me digais que no es un plan estupendo para un martes festivo lluvioso y con un cielo que parece Mordor.

Y sólo son las 8 pm!